top
logo

Caster FM

Free Shoutcast HostingRadio Stream Hosting

 

UNET

Liceo "Las Américas"

Ingreso al Portal del Liceo en este

Portal, solo pulse en el logo:

Liceo Bolivariano

U.C.A.T.

UCAT - AULAS VIRTUALES

SAD - Aulas Virtuales

Sistema de Aprendizaje a Distancia

Hela Technologies Inc

Bibliotecas Virtuales

Videos de Cursos

Este sitio es fantástico para los que dominan el Inglés.  Centenares de Cursos gratuitos en video en una gran cantidad de disciplinas

Khanacademia

IUT-Recibos

IUT Recibos de Pago

Lanzado al viento

Blog de José Cordero

affiliate_link

PDF a Word


Inicio Literatura Poiesología INVOCACIÓN A LA PAZ
INVOCACIÓN A LA PAZ PDF Imprimir E-mail
Publicado por Pablo Mora   
Jueves, 22 de Septiembre de 2016 22:42

Pablo Mora

Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Día Internacional de la Paz

 

En el Día Internacional de la Paz ANCHA SOLEDAD de los desiertos. Sol en los tejados. Silenciosa frescura del aljibe. Vellón azul rondando por el aire. Voz en alta llamarada. Milagro para el rayo en muerte de la guerra. Canto de la brisa, el sol y las quebradas. Amor que no puede caminar como una hoja. Una hoja entre el viento que camina o un camino entre el vientre de la hoja que se va. Hoja y camino. Camino caminando con el viento. Incógnita en el tiempo. Una pregunta en pie para los hombres. Colina para otear a Dios. Hondonada para hallar la luz

. La cresta de un lucero, por el postigo corazón mirando. Susurro de los árboles, tu sueño. Tu corazón, del tamaño del mar que conocemos. Tu cabellera, los ríos, las quebradas, los riachuelos. Diminuta, te escondes en los sauces que duermen a los lagos, en los cipreses de la tumba ajena, en los aljibes de las casas solas; en los zaguanes del amor del viento o en las pestañas de la madre pobre. Hojarasca entre la noche de los pájaros. Tronco fatigado por el tiempo y la tormenta. Latido de fogata crepitando entre la fronda. Lumbre y mujer para la misma sombra. Sueño y silbido para el mismo abismo. Amanecer y tarde florecidos, floreciendo en las sienes de la flora. Lucero y arrebol, azules horas. Cocuyo entre rastrojos vespertinos, iluminando el resplandor tardío, las noches de vigilia arrobadora. Júbilo, alumbramiento, bienvenida. Ara en fulgor para el altar del tiempo, para elevar el corazón festivo. Trino con que cantamos a la vida, cuando la suerte nos ofrece el huerto para sembrar de estrellas el camino. El pan, el oro, la solemne sombra en esplendor divino, la alegría. Infancia en llama, en canto, en lejanía que el transparente corazón la nombra. La soledad que en la vereda asombra al trigo, al viento, al lirio en noche fría. Ardiente claridad la poesía que el huracán del corazón alfombra. Encanto de la luz, la Navidad que alumbra el triunfo matinal del hombre y el silencioso arroyo del deseo. En glorias del amor, la huracandad con que la brisa de la luna asombre la encantadora música de Orfeo. Conoces nuestra locura como nadie más conoce. Nos visitas muy de madrugada o cuando cae el sol sobre el tejado. Contigo "supimos los misterios de las cosas como si fuéramos espías de los dioses". Sus secretos descubrimos. Conoces todas las nieves, todos los riscos, todos los gestos de los hombres, todo el espesor del viento, la justa medida de la espera junto a la luz total de nuestras cosas. Fabricas los sueños del jardín. Doblegas la furia de la guerra. En cada atrinchera nos proteges; nos cubres en cada retirada y avanzas con nosotros, la primera. Has asistido a mil batallas y tienes otras mil por combatir. Ilesa saldrás en cada portachuelo. Ninguna polvareda nublará tu paso, menos las luces de tus blancos senos. Mientras seamos capaces de asistir a un terremoto sobre un rayo de luna o a una tempestad en una gota de sol, crecerá tu sombra, Hilandera Majestuosa, la de todos los hilos de los sueños. Desde los Decretos de Belén y de la Sala de Actos del Smolni, con el mundo entero por testigo, tranquilidad no del orden existente, sino la de un orden nuevo, en busca de una humanidad nueva. La de elevar al hombre nuestro sueño. La de tan amarte y tan morirte, P A Z. Plegaria por la paz Cuando el aire huele a pólvora la guerra envejece el corazón. En la noche de la guerra, del hambre y de la lluvia, aparece, gigante, la sombra de la muerte. Habrá de haber tiempo para la Poesía, si no quieren pueblos y hombres sucumbir antes de tiempo. Por los niños perdidos en la guerra: ¡Señor, danos menos fuerza para la guerra y más valor para la paz! Una leve sospecha nos consume: al borde de esta nueva primavera van los hombres derecho hacia la guerra, dispuestos a acabar con la alborada. Amigos y enemigos se confunden con los mismos presagios de la muerte; no bastan los sollozos de las flores para calmar las furias de los vientos. Definitivamente se pelea. La sangre de los hombres se derrama. Cada vez son más altas las hogueras. La pavura del hombre se agiganta. Al verse codo a codo en la trinchera ni dueño de su sombra ya se siente. Hablamos de la muerte, compañero, la misma que nos tiene sin cuidado, la que ha perdido el precio entre nosotros, la muerte, la infalible compañera. Pensamos en los campos de batalla, en ellos se nos funde la esperanza. Pensamos en mejores madrugadas para el pan amasado con la aurora. Pisoteada está la primavera. Son pocas las mañanas que nos quedan. No está quedando tiempo para el sueño. Cuidemos entretanto a nuestros hijos mientras trenzan sus sueños lentamente. Sigamos con la vida que nos resta. Por los niños perdidos en la guerra: ¡Señor, danos menos fuerza para la guerra y más valor para la paz! Es tiempo de velar por la esperanza, por los nuevos caminos de la aurora. Es tiempo de acercarnos a la madre a pedirle el aliento de la vida. Es tiempo de mirar a las estrellas, de andar con el hermano que nos queda a la huerta perdida entre la aldea para ver qué semillas recoger. Es tiempo de arrumbar los macundales, de encontrarnos de nuevo con la vida para invocar la aurora del vidente. Es tiempo del mejor amanecer, de esperar, bien armados de paciencia, acampar en espléndidas ciudades

 

Hora Local

Developed By iPixel Creative

Para colaborar

Estimados amigos, si desean ayudar con los costos de este sitio y buscan una empresa de alojamiento en Internet como la nuestra, al seleccionarla desde aquí y registrando un servico de alojamiento con IPAGE, la empresa nos da crédito en nuestro alojamiento y así nos ayudarán a mantener este portal activo.

 Host your Web site with iPage!

Disclosure: We are a  site that receives compensation from IPAGE whose products we advertise.  We are independently owned and the opinions expressed here are our own.

Facebook del Portal

Mensajes de Texto

Pulse sobre la operadora:

MOVILNET

DIGITEL VENEZUELA

Librería de Google

Libros Gratis

Libros Grátis

(haga click sobre la imagen)

Libros Gratis

Valores - Noti Digital

PGT RssScroller - Copyright © 2010 by pagit.eu

EducaNet

Educa Net

Empresa Venezolana del Estado Trujillo

Colaboradora con este portal y su Gerencia

Estadísticas Mundiales

WorldoMeters


bottom
top

Este Portal utiliza

100% Energía  Eólica


bottom

Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla colourful template hotlink protection Valid XHTML and CSS.